2069 Remodelación del parque que da acceso desde la Divina Pastora hacia el Parque de la Represa



Proponente: J Antonio


Proponer soluciones , aclarando desde el principio que ni son las únicas, ni las más radicales; simplemente señalamos de buena fe aquello que se puede hacer sin que se salga de la realidad del dinero disponible para esta zona en los presupuestos participativos.
1ª- La autoridades se deben implicar de igual manera que lo hace en los parques y paseos visibles al turismo. Ello implica hacer proyectos, realizarlos, evaluarlos y vigilarlos; sin esta idea de fondo poco se puede resolver con actuaciones puntuales.
2ª- Sembrar la zona de carteles (no hay ni uno en la actualidad) en los que se recuerde que no está permitido orinar en las citadas escaleras (se pueden añadir las correspondientes sanciones), ni llevar perros sueltos ni no recoger sus excrementos; también se deberían poner carteles en los que se recuerde que hay que cuidar el parque (por ejemplo arrojando la basura dentro de las papeleras), que es algo colectivo, que nos beneficia a todos, y que cualquier infracción se puede notificar a la autoridad competente. El objetivo último es que la gente vaya tomando conciencia que lo público es de todos, y más en concreto, que la ciudad, como los parques están para disfrutarlos también evitando los malos olores. (Nota: estos carteles no deberían restringirse a este espacio).
3ª- Además de anunciar la prohibición de orinar se pueden poner unas flechas indicativas de que a cien metros hay un WC público junto al museo de los bonsais.
4º- Reparar los desperfectos de los bordillos de escaleras y especialmente de los murillos de contención de las plantas (que habría que elevar un poquito).
5ª- Reponer plantas allí donde faltan, previo cambio de una parte de la tierra (porque debe estar envenenada por la afluencia de los elementos nocivos antes citados), y con un sistema de riego como en otras partes que debe ser cuidado con el mismo mimo con que se cuida en otros lugares bien visibles para todos.
6ª- Es imprescindible poner un bordillo por arriba (en la pared de los arcos, donde está el kiosko Mari Mar) para que desde la zona alta no se arroje el agua contaminada por los riegos de las calles con agua comprimida. (Esta subida de los bordillos debería hacerse también en el jardincito de la parte alta, es decir, junto al kiosko, donde hay unos naranjos que muy posiblemente se acaben secando debido al agua infectada que les llega).
7ª- Quitar el árbol muerto y sustituirlo por otro (de no hacerse se terminará cayendo con el
consiguiente peligro)
8ª- Se puede probar a poner algún mobiliario en el parque, como alguna mesa de esas
cuadrangulares con sus cuatro bancos en las que hay un ajedrez en su parte superior (en muchas ocasiones he observado cómo vecinos trasladan una rústica mesa para jugar a cartas o simplemente charlar).
9ª- Creo (no lo afirmo tajantemente) que incrementar la luz en las escaleras que están en penumbra puede disuadir (junto a los oportunos letreros antes citados) a aquellos que van a orinar ahí.
11ª- Y finalmente, dado que solamente hay una entrada a todo el parque para personas con minusvalías de movilidad (la entrada de la calle Naranjos), en caso de actuaciones más contundentes de las aquí expuestas en las escaleras, sería deseable no dejar de poner accesos apropiados para estas personas.


Descargar archivos adjuntos:

Mapa de Propuestas Ciudadanas

Acceso a usuarios